Inspección en el Residencial Curundú

Banco Hipotecario Nacional realiza censo para detectar subarriendo a extranjeros

113
Inspección en el Residencial Curundú

Inspección en el Residencial Curundú

El Banco Hipotecario Nacional hace un llamado a los propietarios de Residencial Curundú y a la comunidad en general, para que recuerden que está prohibido el subarriendo de las propiedades de interés social que son financiadas por esta entidad bancaria.

Para evitar que el subarriendo a nacionales y extranjeros se incremente, específicamente en el Residencial Curundú, el Banco Hipotecario Nacional realizará un censo para determinar quiénes son los propietarios que están incurriendo en esta práctica ilegal, luego de las denuncias recibidas en la entidad bancaria, por parte de los arrendatarios de este proyecto.

Ramón Hernández, gerente general del Banco Hipotecario Nacional, fue enfático al indicar que serán enérgicos con aquellos propietarios a los cuales se les encuentre subarrendando a extranjeros, lo que implicará la anulación del contrato de adjudicación de la propiedad.

“Reiteramos el llamado a la comunidad para que denuncien esta situación ilegal en nuestra sucursal ubicada en el Residencial Curundú o en Casa Matriz ubicada en avenida Balboa”, dijo Hernández.

El gerente general argumentó, que las viviendas de interés social son otorgadas a personas que no cuentan con un hogar propio o viven en condiciones de pobreza, mismos que son escogidos a través de un censo el cual realiza el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial.

Añadió Hernández, que el Banco Hipotecario Nacional fue creado para dar soluciones habitacionales a quienes no aplican a la banca tradicional. Para aquellos que no tienen empleo, la entidad bancaria ofrece programas especiales para que la persona continúe el pago de su hipoteca y evite caer en morosidad.

En el Residencial Curundú se dio un subsidio del 60%, lo cual permite que los residentes paguen un letra mensual de aproximadamente 50 balboas.

La recaudación en el Residencial Curundú se incrementó un 60%, lo que indica que la mayoría de los residentes se mantienen al día en el pago de su hipoteca.